¿Ha llegado el momento de cambiar las ruedas del coche?

cambiar ruedas

Las ruedas del coche son mucho más que lo que hace rodar a nuestro coche. Si queremos que la conducción sea confortable y cómoda, los neumáticos pasan a ser una parte esencial de ese proceso. O cuando tomamos curvas pronunciadas, seguro que deseamos que nuestro coche no derrape y se agarre firmemente a la carretera. Los neumáticos tienen una vida limitada, no duran toda la vida. Lo complicado es saber cuando ha llegado la hora de cambiarlos. Te damos unas pistas para averiguarlo.

1. Las estrías del neumático están gastadas

Las estrías de los neumáticos (la banda de rodadura), nos facilitan conducir en carreteras secas o mojadas. Pero con el uso, las estrías se van gastando haciéndose más finas. Las estrías permiten al coche rodar en superficies mojadas.  De esta forma, si una rueda tiene las estrías gastadas, puede hacer que nuestro coche derrape o patine, dejándolo literalmente sobre el agua.

Muchos neumáticos tienen un indicador de estrías (TWI= Thread Wear Indicator), éste te permitirá saber si ese límite se ha pasado o si por el contrario, aun puedes confiar en la seguridad de tus neumáticos. Si tu coche no tiene este dispositivo, prueba con una moneda y métela en uno de los canalillos entre las estrías. Si usamos desde el principio la misma moneda, veremos la diferencia cuando las estrías estén gastadas.

 

Indicador de banda de rodadurar (thread wear indicator)

 

2. Hay un patrón desigual de la banda de rodadura

Esto ocurre cuando usamos el freno o el acelerador de forma brusca e intensa. Esto hace que una parte de la estrías desgaste más que la otra. Otra causa de esta diferencia es que las ruedas no estén correctamente infladas. Cuando están demasiado infladas, las estrías serán mas grandes por la parte central. Sin embargo, si las ruedas están poco infladas, las estrías estarán más grandes en la zona externa. Es por tanto muy importante, mantener los neumáticos inflados correctamente, según las indicaciones del manual de nuestro coche.

 3. Daño en los bordes del neumático

Los bordes del neumático son más duros que el resto. Son los que sostienen el coche. Si vemos cortes, fisuras, o burbujas en los bordes debemos cambiarlos rápidamente.

 4. Mala alineación de las ruedas

La mala alineación de las ruedas, hace que las ruedas se gasten más rápido. Si una de las ruedas no está bien alineada, puede hacer que nuestro coche se escore hacia un lado en lugar de rodar de frente. Cuando esto ocurre, las estrías se gastan mas de un lado que de otro, debido a la falta de compensación. Asegúrate en tu taller, que las ruedas están correctamente alienadas.

Como alargar la vida de los neumáticos

Hay pequeños trucos que si los hacemos regularmente, alargarán la vida de las ruedas de nuestro coche:

  • No frenar ni acelerar de forma brusca. A no ser que lo necesitemos, intentaremos frenar y acelerar de forma progresiva y suave. Las ruedas nos lo agradecerán.
  • Inflar las ruedas de forma correcta. Asegúrate mirando el manual de tu coche, cuál es la presión correcta para tus neumáticos, tanto para las ruedas delanteras como las traseras. No gastaremos más un lado que otro, y nos permitirá coger mejor las curvas.
  • Alinear los neumáticos de forma regular. De esta manera reduciremos el daño de la rueda. Si no estamos seguros de si están correctamente alineadas, consultemos con nuestro taller más cercano.
  • Rotar los neumáticos. La idea es que rotemos los neumáticos de forma que todos pasen por todas las posiciones, delanteras y traseras,  incluido el neumático de repuesto. De esa forma están todos utilizados de igual forma y tienen el mismo desgaste. Además, el neumático de repuesto estará listo para su uso cuando sea necesario.
  • Usar los neumáticos de la marca de nuestro coche. Son los ideales para nuestro coche. Así que debemos tener cuidado si queremos usar otros de otras marcas y siempre consultando con nuestro taller la idoneidad de los mismos.

 

Deja un comentario

Consejos del automóvil

Noticias, consejos y tutoriales para que tengas tu coche siempre a punto